viernes, 27 de marzo de 2009

ESPERANDO LA CARROZA 2

(Puntaje: 3)

Woody Allen, sabiamente, decía que masturbarse es hacer el amor con la persona que uno más ama. Y tiene esta continuación de Esperando la Carroza mucho de masturbatorio. De por sí, cabe aclarar que se trata de una continuación en el tiempo, 25 años luego del primer encuentro familiar que el público presenció e, indudablemente, catapultó como una de las películas más recordadas y queridas del cine argentino.
La continuación cronológica, justifican los productores, impidió que a esta versión, llevada por puro fanatismo a su disparatada antecesora, se sumaran las actuaciones de Antonio Gasalla y China Zorrilla. El uno, porque "Mamá Cora tendría más de 110 años", y la otra por problemas de salud. En esta eliminación hiper realista (¿o quizá Gasalla no quería trabajar con este guión?) se vislumbra lo poco imaginativo de toda la cuestión. Son ausencias que se extrañan.

La historia va a cambiar de escenario, del humilde hogar de Mamá Cora, a la lujosa mansión del corrupto Antonio Musicardi (Luis Brandoni) y de su esposa, la rica de poco gusto, Nora (Betiana Blum). Esta última organiza una "fiesta inolvidable" de aniversario de casados y se sorprende al ver que la supuesta alta sociedad que asistirá se entremezclará con la familia de su esposo, quien no pudo dejar de avisar a los de su propia sangre. Antes del comienzo del evento llegarán "para ayudar", Jorge Musicardi (Roberto Carnaghi) con su mujer Susana (Mónica Villa), ahora embarazada, Sergio Musicardi (Juan Manuel Tenuta) con su hija Matilde (Andrea Tenuta) y la nieta Martita (bomba sexual interpretada por Dolores Fernández) y, por último, la paupérrima hermana de Antonio, Emilia (Lidia Catalano) con su hijo Rulo (Facundo Espinosa). Luego, viene lo esperable, roces, griteríos, los ricos, los pobres, pero el conflicto es casi nulo. La exposición pura de las personalidades de los personajes -que es casi la totalidad del filme, esta vez dirigido por Gabriel Condrón- sólo es rescatada debido a las excelentes actuaciones, aunque se verá cómo en algunos casos (explícito el de Blum) la destreza actoral es la repetición de los clichés de siempre.
Como la masturbación que la caracteriza, todo en esta obra está servido en bandeja. La crítica a los argentinos, superflua y sin cauce dramático; los nudos argumentales, remanidos y poco interesantes. Esto se nota al ver que las nuevas introducciones actorales (los papeles de Espinosa y Fernández) son las que guían el conflicto hasta el final y demuestran que esta continuación lo es más en el sentido biológico que en cualquier otro aspecto cinematográficamente más relevante.
Esperando la carroza...


Hernán A. Manzi Leites

video

7 comentarios:

Los Peores Discos dijo...

Muy buena y original percepcion de esta pelicula.
Ahora va la mía.

...
Una estafa.

La película pierde tanto tiempo y metraje en querer convencer al público de que es legítima sucesora de la original, que se hunde en su propia fragilidad e intrascendencia. Todos los personajes están desvirtuados y hay algunos que llegan a dar pena y vergüenza ajena, no tanto por su actuacion, sino por su herético contenido.

Creo que a Condron le faltaron unos cuantas materias del Instituto para estar a la altura de este desafío y Langsner tendria que pedir perdon por su angurria en desmedro del arte. Y no me detengo a hablar de los enormes errores de guion, los baches en la produccion, los personajes que están demás y el humor de pacotilla que reinan en esta oda a la obviedad y la redundancia.

La "1" abundaba en profundas cavilaciones acerca de nuestras miserias, haciendo reir y llorar con la misma intensidad, pero la "2" abunda en golpes bajos y no hace reir ni llorar... con la misma intensidad.

Algun amante de Jorge Corona o los Midachi podria decir que la peli está para el Oscar. El resto de los que tenemos algo de criterio (y por que no, devocion por la primera) podemos pedir su incineracion sin remordimientos.

Viva el cine argentino. Pero el cine... no este reality.


saludos.

Anónimo dijo...

Por favor, no la miren! Es ofensiva, mal hablada, sin gracia. Que el tío se quiera levantar a la sobrina es de mal gusto. Solo gritos y atacar a la gente pobre. Me parecio de lo peor. Ni hablar de que todo el tiempo se ven los microfonos ?????????? que cuando rulo se esta bañando se ve la ropa interior, es decir, mal editada, filmada, todo mal.

Leandro de Capital dijo...

Llegué a ver la película con la expectativas más bajas posibles. Procuré olvidar que era ESPERANDO LA CARROZA... Simplemente pensé, 'voy a ver una comedia X'. Pero no sirivó de nada. Esta película no es mala por ser la continuación de una tan buena, esta película es mala porque es una de las peores porquerías vergonzosas que alguna vez se hizo! Me siento humillado e indignado por haber invertido tiempo y dinero en semejante papelón, tomada de pelo, estafa! La película no tiene principio ni fin, no tiene trama, uno se entera cuando termina porque ponen FIN... Pero daría igual que terminara 15 o 40 minutos antes o después! Los actores realmente deberían tener verguenza de salir a la calle (Blum haciendo de Clelia en Campeones. Brandoni imitando a Franccela. Los demás ni chances tuvieron porque los protagonistas terminaron siendo Espinosa y Lola Fernandez........ QUIÉNES?!?!). El director y el productor... bueno, yo en sus lugares no podría dormir de noche. Parece un video casero, pero peor, al menos un video casero es espontáneo y seguramente hace reir más que esta basofia que no arranca nunca... hasta q se termina.
Realmente pasé un MAL MOMENTO... Mejor hacer de cuenta que 'aquí no ha pasado nada'.

Hernán Manzi dijo...

Bueno, sí, todos tienen razón, la película es mala. Pero casualmente es una de las películas más vistas... Al menos aquí en el blog ninguna entrada tiene tantos comentarios como esta. Lo que significa que los productores no dormirán con la conciencia tranquila, pero seguro que tienen un buen "colchón" de reserva.
Esta producción, por otra parte, no fue nada "under". Hasta el press kit que le dan a los críticos estaba impreso con todos los chiches, en cartón de color, con el dvd del trailer...
El dinero puede hacer milagros en cuanto a los espectadores. Lo que no puede hacer jamás es que la película sea buena sólo por eso. Lástima nosotros, pobrecitos nosotros, el público, que nos comemos el garrón.

Dante dijo...

La película no me disgustó tanto como a quienes he leído más arriba. Sí estoy completamente sorprendido del enorme fallo de edición. Se ven los micrófonos y la ropa interior de Facundo. Imperdonable. Alguien no debería seguir en este trabajo luego de esta porquería de edición.

Anónimo dijo...

La vi y no pude creer que termine antes que empiece. Sólo muestra las frases y/o acciones graciosas de la primera. Es increíble que después de 25 años no se hayan puesto a trabajar mejor para hacer una segunda parte buena. Hubiese sido mejor que no la hayan hecho. Santiago Rodríguez.

Hernán Manzi dijo...

Estoy de acuerdo con vos, esta no es una película "trabajada", es como un tumor de la primera.