miércoles, 26 de enero de 2011

LA CASA MUDA

(Puntaje: 6)


"Terror en tiempo real", reza el lema de este film uruguayo dirigido por Gustavo Hernández y ello se debe al plano secuencia, bien logrado (con todas las dificultades que acarrea), que atraviesa la película de principio a fin. El problema de esta película de ecos que recuerdan a los de [REC] es que las desconexiones operan, si bien no (aunque, a decir verdad, parcialmente) en el montaje, en el hilo argumental de la historia. Por otra parte, el avezado fanático del terror verá varios patrones que se repiten en este film y en otros, lo que genera no consolidación y fortaleza, sino el sabor de lo trillado.
El
plot es sencillo, Néstor (Abel Tripaldi) decide vender la casa de su campo y para ello le pide a su casero Wilson (Gustavo Alonso) que la ponga en condiciones de ser vendida. Con este fin, Wilson solicita la ayuda de su hija Laura (Florencia Colucci, de buena actuación) para la limpieza. Cuando ella se ponga ropa cómoda comenzará el tenebroso trajín, en el típico punto de inflexión que los films de terror poseen tras una intro donde lo sobrenatural y lo siniestro aun no ha sido introducido.
Ahora llega el turno de los elogios a la obra, que hacen que la misma sea algo más interesante y posiblemente muy valorada por otros críticos -cuya opinión me ha sido participada. Pero si queremos hablar de este oscuro secreto de Laura, debemos sugerir a los espectadores futuros que no lean lo que sigue.

Atención, desde aquí PLOT SPOILER

Las relaciones peón/patrón son las que pone Gustavo Hernández en juego en esta película de terror. El hecho de que sea uruguayo, un habitante de nuestras pampas australes, es crucial. Solemos escuchar los reclamos, rojos o no tanto, de las agrupaciones sindicales, pero muy pocas veces escuchamos las de los peones del campo. Sé que muchos pensarán en el lock-out patronal o "Conflicto del campo" del año 2008 en Argentina. Dejen que este humilde servidor exprese sus dudas de hasta qué punto este conflicto pudo revelar a la sociedad la situación de servidumbre del peón de campo. El feudalismo tan sólo se ha desvanecido como sistema económico de recolección de tributos, etc, aunque no lo ha hecho el tipo de dominación simbólica con la que algunos historiadores pretenden definir este sistema (por ejemplo, para justificar el feudalismo en la América de la Conquista).
Esta casa es muda porque debe ocultar una relación perversa entre Laura y Néstor, que involucra incluso a su padre y a terceros. Que la violación y el estupro y los hijos bastardos existen en nuestra sociedad, principalmente en el sector rural, de eso no cabe duda alguna. Lo que ocurre es que suelen mezclarse tantos tópicos que empañan la terrible cuestión principal, como la maternidad precoz, la "humildad" rural, la relación entre el peón y su patrón... Si el terror surge en La casa muda es por estos temas, mucho más tremendos que los juegos de cámara, los sustos y los aparecidos comunes en el género.



[FIN DEL PLOT SPOILER]

No obstante, el director no logra cerrar la idea general y mezcla tantos, dejando a su paso huecos que no podemos obviar y alusiones que tanto queremos olvidar. Al respecto hay que destacar cómo en los últimos años los niños han sido usados como elementos del terror. Son adorables y terribles, lo sabemos. ¿O será un cambio de época? La profilaxis llegó al cine o el Bebé de Rosemary se hizo grandecito.


Hernán A. Manzi Leites

3 comentarios:

hyerorojapiel dijo...

Muy buena crítica, le agregaría algúna frase acerca de los derechos de la mujer también. Yo no soy amante del cine de terror, pero ví bastantes.. La casa muda es una joya del cine latinoamericano, va a quedar como una de las mejores.
Aunuqe estados unidos haya comprado derechos para hacer la remake, seguro la van a usar para meter un terrorista (yanqui, islamico, lo que sea) Esta peli es muy nuestra. Muy anti-capitalista.
Te recomiendo que veas "el último verano de la boyita",Una de las mejores contemporánmeas de Latinoamérica; de temática de derechos humanos de la mujer (no es de terror, te aviso, y no te cuento mas) La directora trabaja también en Canal Encuentro.

hyerorojapiel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hernán Manzi dijo...

Si recorrés un poco mi blog notarás que yo sí soy amante del cine de terror. Quizá no lo sea particularmente de "La casa muda", aunque he escuchado críticas plagadas de halagos a la labor de este director. No obstante, más allá del gusto personal de cada cual, hay películas, como esta, que merecen ser vistas y analizadas, por supuesto, más de una vez. El terror habla de nuestro mundo en términos que en otros géneros se verían como variantes trilladas (tal vez porque abordan directamente el tópico y entonces no producen la flexión placentera en el espectador que es la reflexión y la búsqueda de la luz en lo oculto).
Acuerdo en que podría agregarse alguna mención a los derechos de la mujer y ahora que ha pasado algo más de un mes desde que vi la obra puedo percibir con mayor intensidad el perverso placer y la escalofriante realidad de las últimas escenas.
Me quedo con tu sugerencia, he leido excelentes críticas de El último verano...
Te mando un saludo y vamos a ver qué pasa con la remake yanqui. Los yanquis van a pegarse algún palo, pero es como cuando uno decide pellizcarse o golpearse por una estupidez que cometió: yo nunca me he arrojado caramelo caliente como forma de autocastigo. Así que cuando se pueda arrojémosle un poco desde estos pagos a esos yanquis que gastan tanta plata en películas HORROROSAS.
Saludos!